La última entrada del blog os hablábamos de como comenzar a trabajar el marketing de manera coherente y profesional de nuestra empresa, y como acotarlo nos iba a permitir ser más eficientes y crear un plan de marketing más eficaz. ¿Un plan de…? Pues eso, un plan de marketing. Un documento en el que tengamos escrito todo aquello que va a regir las acciones que llevaremos a cabo para mejorar el funcionamiento de nuestra marca/empresa.


Es habitual, que cuando comenzamos con un cliente, nos diga que quiera post-ponerlo, que eso se va viendo, que ahora mismo no sabe exactamente o no tiene tiempo y que en verdad, lo que quiere, es (obviamente) vender más. Y es justamente este punto en el que hay que ser firmes y dedicarle el tiempo necesario inicial, pues en función de esto nuestro resultado va a ser significativo (o no).

¿Qué puntos lleva un plan de marketing? Bien, un plan de marketing puede ser algo sencillo que se acote en poco más de 10 puntos, o en tantos como quieras ser de específico. Nosotros vamos a recomendaros uno que sea sencillo y os ayude a orientar vuestro trabajo:

¿Quién es nuestro cliente? Definir 3 modelos tipos de cliente y como se comporta, porque en base a esto vamos a poder definir la mejor manera de llegar a nuestro core business.
Objetivos a conseguir a 18, 12 y 6 meses. Ponemos un periodo corto de tiempo pensando trabajar una marca que no ha hecho nada especial en branding anteriormente. El objetivo ha de ser concreto y específico (de nuevo no es válido “vender más”)
Acciones y estrategia a seguir (tipo y estilo de comunicación, comunicación continua y eventos concretos, momentos importantes que tenemos que estar presentes, etc.)
Canales que vamos a utilizar: Redes Sociales, Web, Email Marketing, Revistas, Prensa, Radio, TV, Soportes Gráficos, Eventos físicos y online, Marketing de Guerrilla, etc. Definir cuales continuamente, cuales puntualmente y de estos últimos, cuando va a ser.
Crear un timeline con cada una de las acciones que vamos a hacer, continuas o especificas de manera que visualmente sea claro para nosotros. Puedes utilizar papel y boli, una pizarra, una pared, una ventana (¡¡se creativo!!) o incluso alguna de las muchas aplicaciones que hoy en día y de manera muy visual, te ayudan a hacerlo en digital. En nuestro caso, por ejemplo, utilizamos primero papel/pizarra y luego TRELLO como gestor de este tipo de proyectos de manera digital.

Bueno, creo que por hoy ya te hemos dado bastante trabajo 😀 Una vez que tengas el timeline listo y dibujado, estamos seguros de que te van a venir mil ideas a la cabeza (¡¡¡y muchas muchas ganas de comenzar!!!). Si algo tiene la organización visual de los proyectos en una línea del tiempo, es que concretan muy bien las tareas y nos ayuda a programarnos, anticiparnos y sobre todo motivarnos para llevarlas a cabo. Porque… ¿y lo que mola completar una programación o lanzamiento con éxito? 😀

Hasta aquí nuestro artículo de hoy, en el siguiente os ayudaremos a terminar de completar este plan de acción y comenzar con su implementación, así como os daremos pequeños truquitos que nosotros llevamos a cabo y que nos están ayudando un montón en el éxito de las campañas. Si tenéis cualquier duda, podéis comentar aquí mismo, o escribirnos al mail digame@sieteolas.es. Hasta entonces… ¡Feliz Marketing!